Consejos útiles para contratar un seguro de decesos

A todos nos da un poco de palo, pero lo cierto es que, tarde o temprano, tenemos que contratar un seguro de decesos.


Al fin y al cabo, hacerlo nos impedirá hacer frente a los gastos del entierro de cualquiera de nuestros familiares o, Dios no lo quiera, de nosotros mismos cuando llegue el momento.

Por ello, desde nuestra empresa de fuenerales en Albacete

 queremos darte una serie de útiles consejos al respecto que te serán de gran ayuda.

Recomendaciones para contratar un seguro de deceso

1. Esperar, al menos, a cumplir los 40 años de edad. Hacerlo antes no es rentable por las pocas posibilidades que existen de que suceda el fallecimiento.

2. Echar un vistazo al seguro de vida antes de contratar el seguro de decesos. En muchas ocasiones, el que nos obligan a contratar junto a nuestras hipotecas lo incluyen. También debes hacer lo mismo respecto a nuestro seguro de coche. Solo así estarás seguro de que no estás pagando dos veces por la misma cobertura.

3. Comparar propuestas para encontrar la más adecuada. Ten en cuenta que, hoy en día, son muchas las compañías de seguros que ofrecen este tipo de pólizas y que los precios entre unas y otras puede variar bastante. Sin embargo, has de prestar atención a las coberturas contempladas.

4. También debes echar un vistazo a la revisión del capital asegurado. Generalmente, este se actualiza año a año en función del IPC y de otros indicadores y define el incremento en el precio de la póliza.

5. Evitar las coberturas que incluyan límites en el momento del entierro. Esa cantidad debe ser ilimitadas si lo prefieres y, además, contemplar también la reserva de la sala en el velatorio y, por qué no, algunas coronas y ramos de flores que puedan personalizar los familiares.

6. Informar a tus familiares de que has contratado el seguro. Así, en caso de que surja algún imprevisto, no asumirán el coste del entierro en balde.

7. Tener siempre a mano una copia del contrato y del último recibo pagado.

8. Asegúrate de que, si el entierro cuesta menos de la cantidad que has contratado por el deceso, la compañía se comprometa a realizar la devolución del importe restante al familiar designado.

Un seguro de decesos para estar más tranquilo

Obviamente, ninguno de nosotros quiere morir, ni tampoco queremos que alguno de nuestros familiares lo haga. Sin embargo, ese momento llega tarde o temprano y, cuando sucede, genera unos costes elevados.

Por ello, para no pasar esa carga a quienes se queden aquí, lo mejor es dejarlo todo bien atado mediante la contratación de un seguro de decesos. La cuantía no es demasiado alta y nos ahorra muchas preocupaciones de cara al futuro. Sin duda, con estos consejos, estamos seguros de que acertarás en tu elección.