Ataúdes ecológicos: una tendencia en alza

Los ataúdes ecológicos son cada vez más demandados. La tendencia eco, que llena nuestras vidas, también se está imponiendo en nuestras despedidas.

Se elaboran con materiales naturales capaces de descomponerse de modo sostenible, sin dejar ningún resto contaminante.

Los hay de muchos tipos y pronto habrá nuevas opciones. Así, puedes encontrarlos de cartón reciclado, bambú, lana, algodón, paja, fibras vegetales, algas, mimbre, hojas de plátano y otros elementos naturales como la cáscara de arroz, la cáscara de patata, el fique o el bagazo de caña de azúcar. En España, también se está trabajando en la combinación de la resina y la cáscara de almendra.

Su aparición, y previsible consolidación, no es solo una cuestión ideológica, enfocada a cuantos estamos comprometidos con la protección medioambiental y el desarrollo sostenible más allá de la vida. Sus beneficios son muy numerosos. Tantos que cada vez son más los interesados en este tipo de féretros. En Funeraria Albacete queremos presentarte estos aspectos diferenciales.

¿Cuáles son las ventajas de los ataúdes ecológicos?

Fundamentalmente, 4 son las grandes ventajas de los ataúdes ecológicos, lo suficientemente importantes para haberlos convertido en una apuesta de presente y de futuro.

Ecología y cuidado ambiental

El concepto que alimentó su investigación y desarrollo es, precisamente, la primera de sus cualidades diferenciales.

Los ecoataúdes son extraordinarios para el medioambiente. En primer lugar, porque se elaboran con materiales naturales y su fabricación no genera restos ni vertidos contaminantes.

En segundo lugar, porque se descomponen sin dejar residuo alguno de contaminación, ya que se fusionan con su entorno de forma natural.

Si eres una persona con conciencia ecológica, esta razón ya sería suficiente para interesarte por ellos. Pero hay más.

Cremación rápida y sencilla

Las incineraciones son cada vez más habituales y, en estos casos, los féretros ecológicos ofrecen un mejor comportamiento cuando están dentro del horno crematorio.

Su cremación resulta muchísimo más rápida, y contamina menos. Dado que carecen de barnices, hierros, herrajes y otros ornamentos artificiales, el fuego se extiende y los consume fácilmente en muy poco tiempo.

Economía

Además, son más baratos. Y, si razonamos con sentido común, ¿de verdad es necesario gastar tantísimo dinero en estos elementos?

¿Sabes que un ataúd convencional, sencillo, te costará un mínimo de 600 euros? ¿Y que los hay que alcanzan los 5000? Este tipo de féretros sostenibles, sin embargo, pocas veces superan los 100 euros.

Facilidad de desplazamiento

El último atributo que los caracteriza es la ligereza de su peso, gracias a los cual se transportan muchísimo mejor. Aunque son capaces de soportar cuerpos de hasta 120 kg, su peso no excede de 10 kg.

Ahora que conoces los beneficios de los ataúdes ecológicos (ahorro, sostenibilidad, peso y fácil incineración), ¿qué te parece la idea? En unos años, probablemente, serán los más utilizados.