¿Qué es una custodia de ADN y para qué sirve?

Cada vez más personas son conscientes de que el material genético puede conservarse tras el fallecimiento por diversos motivos, pero ignoran qué es una custodia de ADN exactamente. Son muchas las ventajas y la utilidad de dicha conservación y aunque existen pocas funerarias que ofrecen este servicio, desdeFuneraria Albacete

 creemos en su valor de futuro. Hoy te explicaremos en qué consiste y qué utilidades prácticas ofrece.

¿En qué consiste la custodia de material genético?

El ADN es una estructura molecular que contiene y codifica nuestra información genética, es decir, nuestras características físicas. Los genes son, por tanto, una herencia con información de nuestros antepasados pero también sobre nosotros mismos. No solo determina nuestro color de ojos o nuestra altura, sino también nuestra predisposición a padecer algunas enfermedades.

Los familiares de una persona fallecida pueden decidir almacenar dicho material genético y preservarlo. Para ello, un profesional se encarga de extraer tejido del difunto y se envía a un banco de ADN para su custodia y conservación a -80 ºC. De esta forma te aseguras de que la muestra se mantiene en perfecto estado.

¿Para qué sirve una custodia de ADN?

Ya sabes de qué trata este servicio pero te estarás preguntando para qué sirve exactamente. Lo cierto es que custodiar el material genético de algún familiar fallecido puede tener algunas utilidades prácticas específicas. Conservar el ADN de un progenitor puede ayudarte a determinar aquellas enfermedades de origen genético y las probabilidades de padecerlas. De esta forma, mediante la analítica de esa muestra de tejido, la medicina es capaz de anticiparse y tratar de prevenir patologías concretas.

Así mismo, el ADN también resulta absolutamente necesario para realizar una prueba de paternidad y puede tener una relevancia crucial para resolver diversas cuestiones legales. Esto es así sobre todo en aquellas ocasiones en las que se opta por la incineración del difunto. En estos casos no tendrías manera de conseguir material genético posteriormente, por lo que siempre se debe tomar la decisión de extraer el ADN antes de la cremación.

Por otro lado, puede serte útil a la hora de determinar el origen genealógico de tu familia. Si te quieres asegurar que la cadena genealógica de tus ancestros no se pierde de generación en generación, realizar una custodia de ADN es la forma más eficaz de mantener constancia de ello.

En definitiva, estos son casos muy concretos, sin embargo, el avance continuo de la medicina en general, y de la genética en particular, puede tener repercusiones significativas en un futuro. Las posibilidades se amplían cada vez más teniendo en cuenta el ritmo al que avanza la ciencia.

Y ahora que ya conoces qué es la custodia de ADN, ¿estarías dispuesto a conservar tu propia información genética o la de un familiar? No dudes en ponerte en contacto con nosotros para más información.