Entierros ecológicos

Estamos acostumbrados a los entierros tradicionales, en los que las personas descansan para siempre en un cementerio, rodeados de muchos otros cuerpos.

Sin embargo, hay otras formas de enterrar los restos de una persona, como pueden ser los entierros ecológicos, respetuosos con el medio ambiente y que pueden tener un significado mucho más profundo, tanto para la persona fallecida como para los familiares

¿Qué es un entierro ecológico?

Los entierros ecológicos son los que están concienciados con el medio ambiente y se distancian de los entierros tradicionales. En este tipo de ceremonias, el cuerpo del difunto descansará en la naturaleza. Hay muchos tipos de entierros ecofriendly, muchas iniciativas e ideas que han ido surgiendo, como la de Green Endings, que propone utilizar urnas más sostenibles.

Por ejemplo, un entierro 100% podría consistir en simplemente enterrar el cuerpo envuelto en una tela de algodón, dentro de una caja de mimbre, caña, cerámica o cristal. Se colocaría este féretro debajo de un árbol, donde el cuerpo acabaría formando parte del paisaje y del entorno que le rodea, convirtiéndose en parte de la naturaleza.

También existe la posibilidad de ser incinerado y que las cenizas sirvan como abono, crear urnas biodegradables para tirarlas al mar o que el cuerpo se convierta en un árbol.

Beneficios de contratar un entierro ecológico

Ahorras dinero: muchas veces no somos conscientes de ello, pero los entierros son muy caros. De hecho, un funeral puede costar incluso 3.000 euros, ya que hay que pagar no solo los servicios de la funeraria (y la misa, en caso de que se sea religioso), sino también el ataúd y el nicho en el que descansará esa persona en el cementerio. Todo son gastos. Hacer un entierro 100% ecológico es mucho más barato, ya que se ahorra el dinero del ataúd y también del nicho.

Más concienciados con el medio ambiente. Los entierros tradicionales son tremendamente dañinos para el medio ambiente. En primer lugar, los féretros donde reposan los cuerpos están hechos de madera y, además, se usan componentes como barnices, fibras sintéticas y elementos metálicos. Y en segundo lugar, cabe destacar que para el embalsamiento se usan productos químicos que dañan mucho el ecosistema y el medio ambiente. De la misma forma, si uno opta por la cremación, esto significa un gran gasto de energía, ya que el horno debe estar a una temperatura de 800 ºC para poder incinerar un cuerpo.

En definitiva, los entierros ecológicos son ya una opción que muy valorada por la gente, sobre todo para aquellas personas que están muy concienciadas con el medio ambiente. Desde nuestra funeraria Albacete Salas en Albacete conocemos la importancia de este tipo de entierros y del dolor de los familiares, por eso te ofrecemos servicios funerarios 24 horas en Albacete.