¿Viviremos más de 100 años? ¿Y de 500?

Los avances científicos de las últimas décadas han desatado una carrera sin fin contra el crono. Cada nueva generación perfila una esperanza de vida mayor, vivir 100 años, y ya hay quien augura el ser humano de los 500 años.

Huyamos de la ciencia ficción, vayamos a los datos puros y duros. En España los mayores de 100 años pasarán de los 16.460 actuales a 222.104 en 2066. No lo dice un gurú escondido en los recovecos de internet; lo plasma en su informe bianual sobre esperanza de vida y crecimiento poblacional el Instituto Nacional de Estadística (INE). De 16 mil a 222 mil, lo que ya no da sólo para un club de centenarios, da para una legión con una posibilidades económicas y experienciales excepcionales.

Como ahora casi todas las grandes cifras se miden en campos de futbol, para que seamos capaces de visualizarlo, hagan un ejercicio de imaginación. Imaginen 3 estadios Santiago Bernabéu (sí, el del Real Madrid porque clava las cifras, no por los colores) uno junto a otro llenos a rebosar. Estamos en el 2066. Alguien toma el micrófono y pregunta “¿alguna persona mayor de 100 años?” Y de repente se alzan todas y cada una de las manos. Todas, una tras otra, hasta el último anfiteatro.

222 mil personas que ahora cuentan con 50 años en España habrán superado el siglo de existencia dentro de otros 50 y habrán aniquilado prácticamente la barrera psicólogica de vivir 100 años en la sociedad española. No será un hito, será un elemento al alcance de una gran porción de población. Para ese 2066 la esperanza de vida media será de 88,5 años para los hombres y de 91,6 para las mujeres. Media. Lo que quiere decir que habrá personas mucho mayores por otras que bajarán el ratio aunque la diferencia por sexos se mantendrá.

La diferencia en años de esperanza de vida al nacimiento a favor de la mujer creció o se mantuvo estable en España hasta mediados de los años noventa, como consecuencia de una mortalidad masculina más elevada debida a factores biológicos, estilos de vida y conductas de riesgo. Pero esta diferencia ha ido mermando en los últimos veinte años: 7,1 años de diferencia a favor de la mujer en 1994, 6,6 en 2004 y 5,5 ya en 2014. Una mejora en la alimentación, la práctica deportiva, atención médica, etc está operando ese cambio para igualar posibilidades.

Pero, ¿será vivir 100 años la última gran barrera?

El Ser Humano de los 500 años

Uno de los gigantes económicos del momento, Google, se ha planteado muy seriamente cambiar nuestra percepción de la esperanza de vida hasta límites insospechados. Ya el año pasado Bill Maris, director de la unidad de capital riesgo de Google, respondía así a la agencia Bloomberg, “Si me preguntan si es posible vivir hasta la edad de 500 años, les contestaré que sí”. Su respuesta desató innumerables opiniones y reflexiones; Maris había definido la nueva frontera vital del ser humano.

Calico (California Life Company) es una filial médica de Google (la matriz se llama Alphabet) cuyo fin es tan sencillo como impactante: frenar el envejecimiento. Pero no como las casas de maquillaje y cremas que encontramos en la televisión. Esta carrera es a largo plazo y se han marcado dos enemigos principales: el cáncer y las enfermedades degenerativas. Para luchar contra ellos Google se ha asociado con instituciones como el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) o la Universidad de Harvard y empresas farmacéuticas, con los que está investigando qué genes entran en juego en el envejecimiento con el fin de desarrollar nuevas terapias para aumentar la esperanza de vida.

Volvamos al 2066. Tres estadios Santiago Bernabéu llenos ¿podríamos ver al queso mecánico en uno de ellos? ¿Conejo, Coco, Geli, Menéndez, Catali, Zalazar, Antonio y demás sobre el césped? Eso sí sería auténtica ciencia ficción.