¿Por qué se plantan cipreses en los cementerios?

¿Te has fijado alguna vez en que hay cipreses en los cementerios? Aunque hay algunos lugares en los que también se plantan otros tipos de árboles y plantas, lo cierto es que el ciprés es la especie más común si hablamos de árboles en cementerios. Esto tiene una explicación y una tradición que se remonta a centenares de años atrás. Desde el blog de nuestra funeraria, te contamos más sobre la plantación de esta especie de árbol en el camposanto.

¿Por qué se plantan cipreses en los cementerios?

En primer lugar, hablamos de algunas razones funcionales por las que el ciprés se planta en un cementerio. Se trata de un árbol frondoso, alto y vistoso, además de que es muy longevo. Asimismo, es una especie que soporta muy bien los cambios bruscos de temperatura y no necesita cuidados especiales. Además, durante todo el año luce igual, ya que no cambia sus hojas en otoño ni se pela en invierno.

Por otra parte, por su altura, también hace la función de cortavientos y tiene la ventaja de que sus raíces crecen hacia abajo, por lo que no se producen destrozos que las raíces de otros árboles sí pueden provocar. Por todo esto, se convierte en un árbol ideal para estar plantado en estos lugares sagrados donde descansan los cuerpos de tantas personas.

La mitología griega y romana

Fueron los griegos y los romanos, centenares de años atrás, los que introdujeron esta costumbre. En la mitología romana y griega el ciprés está estrechamente relacionado con la muerte, así que era muy común situar estos árboles junto a la tumba de los seres queridos fallecidos.

Destaca, especialmente, el mito de Cipariso, un joven que mató por accidente a su siervo; este quiso hacerle un duelo eterno y Apolo lo convirtió en un ciprés, para que lo llorara para siempre. La creencia es que por este mito se relaciona esta especie de árbol con la muerte y el duelo que la misma provoca.

Aunque no hay evidencias de ello, se cree que se relacionaba al ciprés con la muerte por su hoja perenne, que podría simbolizar lo eterno. También por su copa, que es vertical y apunta al cielo; así que en la mitología clásica, esta copa ayudaría a las almas de los difuntos a dirigirse al cielo.

Con el tiempo, esta asociación se pasó también a la cultura cristiana, que relaciona el ciprés con los nobles sentimientos y la inmortalidad.

Ahora ya sabes más sobre por qué se plantan los cipreses en los cementerios, una costumbre que viene de mucho tiempo atrás y que perdura aún hoy. Por último, te recordamos que puedes contactar con nosotros siempre que necesites servicios funerarios 24 horas en Albacete.