Sin duda una de las celebraciones más arraigadas en cualquier pueblo o ciudad de la provincia de Albacete es la Semana Santa. No hay ningún rincón en nuestra tierra que no tenga una tradición o no celebre nada en estas fechas.

Ya que la pandemia, por segundo año consecutivo, impide que se celebre la Semana Santa, nosotros nos vamos a dar una vuelta por la provincia para conocer algunas de las más destacadas ¡Esperemos que el año que viene vuelva a haber Semana Santa en los pueblos y ciudades de Albacete!

Nuestro recorrido se va a centrar en las Semanas Santas de la provincia que han sido declaradas de interés turístico. ¿Te vienes a conocerlas?

La Semana Santa de Hellín y su Tamborada

Sin duda, la punta de lanza de todas las semanas santas que se celebran en la provincia de Albacete es la de Hellín que está declarada de interés turístico internacional.

El tambor está unido a la Semana Santa mezclándose así en una sola celebración la pasión por lo religioso (Procesiones) y la fiesta pagana (Tamborada).

En Hellín hay veintiséis Cofradías y Hermandades, formadas por imágenes y grupos escultóricos realizados por artistas como Mariano Benlliure, Federico Coullaut Valera, Fernández Andes o José Zamorano. Destaca el “Cristo Yacente” de Mariano Benlliure.

En la Tamborada, más de 20.000 personas, redoblan sus tambores por las calles de la ciudad, ataviados con túnica negra y pañuelo rojo o negro al cuello.

La Semana Santa de Hellín es una experiencia para vivirla en vivo y en directo.

La Semana Santa de Tobarra y su tamborada

La sobrecogedora Semana Santa de Tobarra está declarada de interés turístico nacional.

Aquí el tambor también se hace protagonista de la celebración por su constante sonido, que irrumpe el Miércoles Santo, y ya no cesa de sonar hasta el Domingo de Resurrección.

Este redoblar de tambores suena en Tobarra durante 104 horas no sólo durante las procesiones, sino a lo largo de todo el día.

El Viernes Santo se vive el momento más impresionante de la Semana Santa, con la bendición que imparte el Cristo articulado en el Calvario a miles de personas.

Semana Santa Tobarra

Semana Santa Tobarra (foto wikipedia)

En este momento, todos los tambores rompen a tocar. Posteriormente, suena el “Mektub”, una marcha fúnebre, que acompaña este bonito acto de la pasión de Tobarra.

La Semana Santa de Albacete

La Semana Santa de Albacete está declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional que cuenta con 36 pasos que desfilan en 21 desfiles procesionales organizadas por las 14 cofradías que forman la pasión Albaceteña.

Destacamos el desfile procesional protagonizado por los niños el Lunes Santo portando reproducciones a escala de los principales pasos.

El Jueves Santo, las calles de Albacete apagan su alumbrado. La Procesión del Silencio recorre las calles iluminada únicamente por la imagen del Santísimo Cristo del Consuelo.

En Albacete los pasos son portados por costaleros, dando más plasticidad y belleza a los desfiles procesionales.

La Semana Santa de Villarrobledo

Declarada de interés turístico regional, La Semana Santa de Villarrobledo destaca por su gran participación, donde 3.500 cofrades desfilan en procesiones de más de dos kilómetros de recorrido

Destacan las procesiones del encuentro y el entierro el Viernes Santo, en esta última sobrecogen los penitentes descalzos, arrastrando cadenas de hierro, en un completo silencio, sólo roto por el chirriar del hierro contra el suelo.

La Semana Santa de El Bonillo

Desde el Siglo XV se llevan celebrando desfiles procesionales en la Semana Santa de El Bonillo, que está declarada de interés turístico regional.

Las cofradías participan con sus hábitos y capuces de nazareno, de vistosos colores, acompañados de bandas de tambores y cornetas. Muchas mujeres se visten de manolas, con mantilla y peineta, para acompañar las cinco procesiones que recorren las calles de El Bonillo.

semana santa El Bonillo

Destaca también la imaginería, con algunas tallas del siglo XV, entre todas ellas tenemos que señalar la imagen de La Dolorosa, que conserva el rostro y manos tallados por el maestro Salzillo y desfila la mañana del Viernes Santo.

La Semana Santa de Chinchilla

La Semana de Pasión de Chinchilla, fiesta de interés rurístico regional, está formada por seis cofradías y una hermandad.

Sin duda uno de los elementos más característicos de la Semana Santa de Chinchilla es el sonido grave y triste de las Bozainas, instrumentos de viento de más de tres metros de longitud, con ruedas para moverlos, que inunda las calles de Chinchilla cada sábado de Cuaresma, anunciando la Semana de Pasión,compuesta por once desfiles procesionales, destacando el de la mañana del Viernes Santo, donde se interpreta el Canto de la Pasión de Chinchilla  un romance anónimo del siglo XV, que narra lo ocurrido a Jesucristo desde que es prendido en el Huerto de los Olivos hasta su llegada al Calvario.

De especial atención son los actos de la ‘Pasión cantada’ de la Cofradía de las Cruces de Nuestro Padre Jesús de Nazareno y las ‘bozainas’ de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Agonía.

La Semana Santa de La Roda

Los orígenes de esta celebración datan del Siglo XVI y está declarada fiesta de interés turístico regional

Nueve cofradías y más de 2000 nazarenos participan de forma directa en esta Semana Santa que destaca por el recorrido de sus procesiones (que oscilan entre 1,5 y 2 km) y el número de personas que se dan cita en las calles para contemplarlas.

los niños son especiales protagonistas en la Semana Santa de la Roda, ya que participan en gran cantidad de actos como el oratorio de niños y el viacrucis infantil.

Entre las nueve Cofradías y Hermandades que encontramos en La Roda, destaca la Cofradía de San Juan Evangelista y Nuestra Señora de la Esperanza ‘Macarena’, formada por unos 400 cofrades que participan, el Miércoles Santo, en la Procesión del Silencio y, el Jueves Santo, en la Procesión de La Pasión.

La Provincia de Albacete se llena de Pasión

Da igual a que pueblo o ciudad vayas de la provincia en Semana Santa, en cualquiera de ellos vas a poder de una Semana Santa llena de devoción, belleza, plasticidad, tradición y colorido. ¡Esperamos que puedas venir el año que viene a vivirla!