Albaceas Digitales: Últimas Voluntades

La web de una emprendedora graba en video y almacena las últimas voluntades del difunto que pondrá en manos de la familia tras su desaparición.

¿Qué último mensaje dejarías a amigos y familiares? ¿Qué último consejo, recomendación, cántico, libro..? ¿Qué deseo les mandarías? En la gran mayoría de los casos, el llegada sobrevenida de la muerte impide una despedida; y ya no hablemos de una despedida consciente y meditada. Las nuevas tecnologías y, sobre todo, los nuevos emprendedores, desean cambiar esta tónica. ¿Y si todos tuviésemos una despedida grabada y lista para ser enviada a nuestros seres queridos en caso de fallecimiento? Lo que hasta ahora eran las últimas voluntades de uno formaban parte del patrimonio notarial. Para dejar testamento a la familia, comentarios o anotaciones quedaban en manos del notario y del albacea. Curiosa palabra ésta y también deliciosa en su pronunciación; en árabe: (andaluz -ṣáhb-) alwaṣiyya, ‘encargado del testamento. Una palabra, un término, que durante siglos ha acompañado las reuniones familiares más o menos afectivas en funciones de las relaciones y las divisiones establecidas por el testamento. El notario o una persona cercana a la familia era el encargado de lidiar con las últimas voluntades del difunto puestas por escrito, sí, pero a las que había que ponerle la cara y mirar de frente a los herederos para notificar palabras y decisiones del difunto.

Nuevas propuestas

Las nuevas tecnologías y los nuevos emprendedores creen que el papel es algo que ya ha quedado desfasado existiendo alternativas a nuestra disposición más sólidas y funcionales. Así es como nace “Hasta siempre”, una compañía que se define como “un servicio de legado emocional”. Ya no sólo dejamos en herencia posesiones – o deudas en algunos casos – sino también sentimientos que ellos canalizan en video para poder mirar a nuestros familiares a la cara y explicar nuestros pensamientos antes de fallecer. El mecanismo es bien sencillo: con un rango de precios que van de los 300 a los 500 euros en su página web ofrecen un servicio de grabación en video contando con especialistas tanto en el rodaje como en la preparación psicológica para el momento del mismo.

Romper Tabúes

En marcha desde la primavera de 2016 – a punto, por tanto, de cumplir ya su primer año de vida – la idea de Arancha García, fundadora de “Hasta Siempre” es romper el tabú de la sociedad española respecto a la muerte. Respecto a su tipo de cliente potencial, Arancha también quiere romper con cualquier tipo de prejuicio “a nosotros acuden personas de todo tipo, desde mayores a jóvenes. La mayoría es gente que no tiene ningún tipo de enfermedad”. En el archivo, siempre privado, destacan historias como la de esa madre con una enfermedad terminal que todas las noches contaba el mismo cuento a su hija y quiso grabarlo en video antes de fallecer; o la de aquel enfermo de alzhéimer que quiso grabarse antes de ver como irremisiblemente desaparecería su memoria. Parece claro que un mensaje en vídeo nunca podrá sustituir a uno en persona, con sus matices y su tacto; nunca se podrá abrazar a la pantalla. Sin embargo, la opción se presenta tremendamente práctica y segura. ¿Será youtube nuestro último albacea? Al tiempo.