Tendencias y consejos para conservar las cenizas de nuestros seres queridos

El entierro ha sido, desde hace muchos años, la forma habitual de descanso para los restos de los seres queridos.

Sin embargo, existen más posibilidades además de esta, y ahora so muchas las personas que deciden apostar por la cremación, una práctica cada vez más demandada en España. Cuando un familiar decide que quiere ser incinerado y sus seres queridos atienden ese deseo, la duda que surge es qué hacer con las cenizas. Por eso, desde nuestra funeraria experta en incineración en Albacete, te contamos los tipos de urnas que hay y las alternativas más originales.

Tipos de urnas para cremaciones

Dependiendo de qué se vaya a hacer con las cenizas y la urna, deberás escoger un tipo u otro, principalmente teniendo en cuenta el material. Existen diferentes tipos de urnas para cremaciones, pueden ser de latón, cerámica, madera o mármol, los materiales más recomendables si se van a almacenar las cenizas en casa o en el cementerio.

Sin embargo, hay urnas biodegradables y ecológicas, construidas de manera artesanal y compuestas por materiales naturales. Estas urnas se deshacen y se integran en la tierra o en el mar sin dañar su entorno, por lo que es ideal para aquellas personas que han decidido reintegrarse con la naturaleza.

Las alternativas más creativas

1. Una joya

Es una de las ideas que más peso está cobrando, porque es una forma preciosa de llevar siempre a alguien contigo. Los familiares que lo desean, normalmente los más cercanos a la persona fallecida, escogen entre una serie de joyas que tienen un compartimento donde guardar un poco de los restos de esa persona querida.

2. Tirar las cenizas al mar

Es una práctica muy común desde hace unos años, especialmente entre aquellas personas que adoran el mar y el agua. Dejar caer una urna biodegradable al mar es una forma bonita de despedirse de un ser querido.

3. Un tatuaje

Aunque pueda sonar extraño e incluso siniestro, lo cierto es que pueden hacerse tatuajes con las cenizas de tus seres queridos fallecidos, por lo que puedes recordarlas siempre y tenerlas lo más cerca posible de ti. Sin duda, es un bonito homenaje, sobre todo para aquellos que no ven un inconveniente en hacerse un tatuaje.

4. Plantar un árbol

Cada vez más personas escogen esta opción, ya que es realmente memorable que un árbol crezca en el lugar donde descansan los restos de un difunto. Si te gusta esta opción, hay urnas biodegradables que almacenan las cenizas del fallecido y una semilla de un árbol.

Estas son solo algunas de las opciones si se apuesta por la cremación, pero también existen más posibilidades, como lanzar las cenizas al espacio, hacer fuegos artificiales, diamantes, retratos o relojes de arena. En nuestra funeraria de incineración en Albacete ofrecemos varias posibilidades originales que te encantarán, ¿a qué esperas para conocerlas?