Superar el proceso de duelo por la pérdida de un ser querido

La pérdida de un ser querido es uno de los trances más difíciles por los que pasamos y, aunque lo normal es pasarlo, las manifestaciones variarán en función de cada persona. En el artículo te damos claves para superar el proceso de duelo.

La pérdida de un ser querido es uno de los trances más difíciles por los que pasamos y, aunque lo normal es pasarlo, las manifestaciones variarán en función de cada persona. En el artículo te damos claves para superar el proceso de duelo.

Las 5 fases del duelo

En primer lugar, es fundamental que reconozcamos el duelo como tal. Hemos perdido a un ser querido y las manifestaciones que nos pueden resultar extrañas en nuestro comportamiento se relacionan con esta circunstancia. En la inmensa mayoría de los casos, nuestro organismo se estabilizará en 6 u 8 semanas, aunque habrá variaciones según el caso y, si se prolonga mucho más hasta cronificarse, te aconsejamos que busques ayuda profesional.

El duelo como tal consta de 5 fases. Es importante que sepas que no tienes por qué pasarlas todas ni hacerlo en el mismo orden cronológico, pero sí es una referencia útil.

Negación

En un primer momento, la persona vive la pérdida del ser querido como algo ajeno y se inmuniza. Esto es muy habitual y responde a una reacción adaptativa del organismo para evitar el dolor que le genera la noticia, superando el primer momento.

Ira

Una vez que asimilas que tu ser querido no va a volver, es posible que experimentes rabia, ira y que busques culpables, sobre todo, porque se considera que alguien o algo es responsable de la muerte. Esto no significa que no exijas responsabilidades si la muerte se originó por una negligencia, pero plantéate cuánto hay de real en tu sentimiento.

Negociación

La negociación tiene un punto ilusorio en algunos casos porque presupone la posibilidad de volver atrás en el tiempo pero sí es importante indicar que, para las personas creyentes, es especialmente importante. Es aquí donde quien cree en la vida en el más allá se reconforta pensando que su ser querido no se ha ido del todo; en muchos casos, esta fase coincide con la aceptación.

Depresión

En esta fase experimentamos sentimiento de tristeza y vacío; algunos de los síntomas son coincidentes con las depresiones, coincidiendo con una etapa de crisis existencial. Eso sí, es importante indicar que, salvo que este periodo se prolongue, no hablamos de depresión como trastorno mental porque la duración de esta fase es la que lo determinará. De todas formas, tú mejor que nadie sabes lo que sientes en cada momento.

Aceptación

Esta es la fase final del duelo, en la que se acepta la finitud de forma constructiva y vuelves a tus actividades habituales con la energía que tenías antes, aunque poco a poco. Dependiendo de la persona, se tardará más o menos tiempo en llegar a este punto.

Conclusión

Superar el proceso de duelo implica reconocer tus emociones para entender lo que te está sucediendo y, a partir de ahí, dejarlas fluir siempre que sea posible. Lo que en ningún caso deberías hacer es reprimirlas porque estas se manifestarán más tarde o más temprano, y de forma violenta. En Funeraria Albacete estamos especializados en ofrecer servicios funerarios e intentamos ayudarte a superar estos momentos delicados. Por ello hemos editado una breve guía sobre cómo superar el proceso de duelo.