Poemas para funerales

Has de saber que el origen de los poemas para funerales es tan antiguo como la civilización occidental. Tanto en la Grecia clásica como en la antigua Roma imperial, el panegírico era un canto que se dirigía al pueblo.

Posteriormente, pasaron a formar parte de los rituales de varias iglesias cristianas. Se rendía con ello homenaje a los santos, alabando sus virtudes y milagros.

¿Qué son los panegíricos?

Constituyen lecturas en verso o prosa poética que mantienen la intención original de elogiar a personas, acontecimientos o lugares.

A su vez, son parte sustancial de algunos rituales como bodas o funerales, y sirven para rendir homenaje. El texto que vayas a elegir no debe ser demasiado extenso y va dirigido a los presentes.

Características de los panegíricos

Estos textos cuentan con una estructura y un contenido que les son propios. Conocerlos te facilitará la tarea:

Exordio o prólogo: Es el inicio, en el que se determina de qué se va a hablar y cuál es el propósito del discurso.

Demostración: Se trata de la descripción de las virtudes y características de la persona elogiada, así como de su importancia y trascendencia. Se utiliza un lenguaje poético y tanto los ademanes como la prosodia del orador guardan concordancia con ello.

Epílogo: Es la conclusión. En este momento los rasgos poéticos del discurso se acentúan y se consolida el homenaje.

Contenidos y propósito

Los panegíricos funerarios persiguen honrar a la persona que ha pasado al plano espiritual. Pretenden dotar de palabra a los que han quedado desconcertados y consolidar un recuerdo definitivo del difunto en la memoria de todos los presentes.

Es una manera de celebrar la vida del que partió, utilizando para ello citas famosas de importantes líderes, poemas, prosa lírica, obras clásicas o letras de canciones.

Puedes orientar el contenido a los logros, a los méritos, a los sentimientos de los que quedan o presentar un consuelo de índole religiosa.

Ejemplos

Los siguientes son algunos fragmentos de textos que pueden servirte de pauta:

– La preeminencia del amor (1 Corintios 13).

‘Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe. Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda la ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy’.

– Oda 7 del libro IV de Horacio.

‘No esperes algo inmortal, te aconsejan el año

y las horas que arrebatan el día soleado.

Los fríos se suavizan con el Céfiro,

el verano deja atrás la primavera,

para a su vez morir tan pronto

como el otoño cargado de manzanas

derrama sus frutos’.

Como ves, los poemas para funerales son parte sustancial del ritual. Para más información, visita nuestra página y conoce los servicios funerarios las 24 horas en Albacete.