Mitología japonesa: el origen de la muerte

El origen de la muerte según la mitología en Japón es un asunto curioso y que en este artículo vamos a detallarte, en el blog de Funeraria Albacete

, para que entiendas cómo comprender la muerte según la leyenda de la creación de Japón. 

El Kojiki y el Nihonshoki

En primer lugar, es necesario que sepas que estos dos libros son los principales en los que se basa toda la mitología japonesa. El Kojiki, que significa «registro de cosas antiguas», es el más antiguo de Japón y el Nihonshoki es el segundo más antiguo.

La creación de Japón, según la leyenda

Según cuenta la leyenda, los primeros dioses japoneses dieron vida a Izanigi e Izanami: dos dioses encargados de crear el cielo y la tierra.

Cuando estos dos dioses se unieron, de ellos nacieron las ocho islas que hoy conforman Japón y que, según la leyenda, eran todo el mundo conocido. Todo era armonía y paz cuando Izanagi e Izanami bajaron del cielo a instalarse en la tierra y la diosa da a luz a numerosos kamis (dioses), sus hijos. Cuando nace Kagutsuchi, dios del fuego, el parto es complicado, ya que este kami quema a su madre, así que Izanami pasa un tiempo muy enferma hasta que, al final, muere.

Izanami en el inframundo

Izanagi, desesperado y roto por el dolor de la pérdida, se dirige hacia la tierra de los muertos y las tinieblas, conocido como Yomi, donde busca sin parar a su mujer. Aunque varios demonios lo avisan de que ella no podrá regresar al mundo de los vivos, no lo cree hasta que, mucho después, encuentra a Izanigi, quien le dice que ya ha comido el alimento del Yomi y que no puede salir del inframundo. Ella intenta convencer a los dueños del infierno, pero Izanagi no es capaz de cumplir la única condición que le imponen: no mirar a su esposa. Él no puede evitar la tentación y enciende una llama para verla, descubriendo que solo hay ante él un cadáver en descomposición.

Izanagi es perseguido por todo el inframundo por la propia Izanami, que guía a innumerables guerreros y dioses detrás de él. Después de muchas dificultades, el dios consigue salir ileso, desplazando una gran roca sobre la abertura que separa el inframundo del mundo de los vivos. Desde la otra parte, Izanami le pide salir y lo amenaza, diciéndole que cada día matará a 1000 humanos. La respuesta de su esposo, sin embargo, es responder que él dará vida a 1500 seres humanos al día.

En definitiva, este es, según la mitología en Japón, el origen de la muerte y cómo esta se extendió por toda la tierra. Esperamos que te haya gustado conocer más sobre el tema y, si es así, puedes seguir indagando sobre asuntos curiosos en nuestro blog.