Los cinco funerales de famosos que encierran más curiosidades

Cuando un ser querido se va es fácil sentir tristeza, nostalgia e incluso impotencia. Sin embargo, ellos desde donde sea que estén no quieren vernos tristes y llorando su pérdida.

Como ejemplo de esto, aquí te traemos casos de funerales de famosos más originales y curiosos de los últimos tiempos.

Cinco funerales curiosos

Liz Tylor

La elegante Elizabeth Taylor, amante de las joyas, los matrimonios y su estilo propio e impecable, lo preparó todo para llegar a su propio funeral tarde. Y es que ella misma quiso que el oficio comenzara unos 15 minutos tarde de lo que se había estipulado para lograr su elegante entrada.

Michael Jackson

Ya hace nueve años que se celebró el multitudinario funeral del rey del pop Michael Jackson. Miles de personas acudieron al evento y más de 2.500 millones de personas se postraron frente a las pantallas de televisión para no perder detalle. Se trata de la emisión televisiva más vista de la historia de la televisión. ¿Acaso no es eso suficiente para ser original?

Hunter S. Thompson

El excéntrico periodista conocido por inventar el periodismo “gonzo”, alejado del periodismo objetivo, se fue de este mundo de la misma forma en la que ha vivido: de la manera más llamativa posible. Este pidió que sus restos fueran disparados por un cañón. Su gran amigo y actor Johnny Depp, pagó el aparato con el que fueron disparadas sus cenizas desde una torre de 45 metros de altura. En la cima de esta se podía observar un puño rojo con dos pulgares, símbolo que representaba el tipo de periodismo de Thompson. ¡Por funerales curiosos que no quede!

Frank Sinatra

En principio se podría considerar el funeral de Sinatra bastante clásico y tradicional, pero no falto de algún toque original. El cantante pidió expresamente que en su ataúd se introdujesen también ciertos objetos. Concretamente, le metieron una botella de whiskey y un encendedor de la marca Zippo para que lo acompañasen en su viaje. Asimismo, no le faltaron sus 10 centavos por si necesitaba realizar alguna llamada de emergencia, dijeron sus familiares. De hecho, en su lápida se puede leer “lo mejor está por llegar”.

Arch West

Arch West es el creador de los famosos snacks Doritos y falleció con 97 años el pasado 2011. Su funeral se convirtió en uno de los más populares y creativos del momento. La urna en la que se guardaron sus cenizas fue depositada junto a un cuenco de sus favoritos aperitivos. Pero ahí no queda la cosa porque la hija de West pidió a todos los asistentes que viniesen con bolsas de Doritos para esparcirlos encima de la urna. ¡Seguro que le encantó!

Estos son los funerales de famosos más curiosos. En Funeraria Albacete te ofrecemos todo el cuidado y la atención que necesites. No dudes en consultarnos.