La celebración de la muerte en México

Si tienes la oportunidad de estar en México el Día de los Muertos, podrás vivir una de las tradiciones sobre la muerte más espectaculares de todo el mundo. Te explicamos en qué consiste esta fiesta mágica, que solamente se vive una vez al año en las ciudades y cementerios mexicanos.

La creencia popular del Día de los Muertos

En México se cree que las almas de los seres queridos muertos vuelven del más allá el Día de los Muertos. Para celebrarlo, los vivos organizan una verdadera fiesta en la que se mezclan el color, la gastronomía y las flores. La celebración llega a todos los rincones del país y tiene tal magnitud que está considerada Patrimonio de la Humanidad.

La esencia de esta fiesta radica en que la cultura mexicana considera la muerte una parte del ciclo vital y, por lo tanto, la celebra como un paso más allá en la evolución de una persona. Este concepto arranca de los tiempos prehispánicos.

La celebración en México

Si estás en México a finales de octubre, podrás comprobar que la celebración de estas tradiciones sobre la muerte se alargan durante varios días, y llegan a  mezclarse con el día católico de Todos los Santos.

Las celebraciones incluyen un desfile por la capital, la escenificación de la leyenda de la Llorona, la reunión de miles de personas a la puesta del sol, y otras muchas fiestas en diversos puntos del país.

Las Catrinas

Una de las imágenes que seguro te quedarán grabadas en la retina de estas fiestas es la famosa Catrina, una calavera creada por un artista mexicano que se ha convertido en el símbolo del Día de los Muertos. En Guajanato se celebra cada año un Desfile de Catrinas el 1 de noviembre.

Dulces tradiciones sobre la muerte

La celebración del Día de los Muertos en México también va asociada a la gastronomía y, sobre todo a los dulces que se preparan para hacer ofrendas y que, por supuesto, también saborean los vivos en las fiestas. En estos días, prepárate a probar especialidades como:

  • La calabaza en tacha, que se consigue poniendo a hervir trozos de esta verdura con agua, canela y piloncillo.
  • Las calaveritas de chocolate y amaranto, que se decoran con flores y otros adornos de azúcar glass, limón, chocolate y arándanos.
  • Calaveritas de azúcar con el nombre de los difuntos, acompañadas de ataúdes, ángeles y otras figuras representativas
  • Dulces cristalizados, que son frutas y verduras que se sumergen varias veces en azúcar hasta quedar completamente brillantes
  • Pan de muerto, que es el dulce por excelencia de estas fechas, y que tiene en la actualidad una forma redonda, con una pequeña esfera y cuatro canillas que representan un cráneo y huesos.

¿Te animas a vivir el Día de los Muertos en México?