Decálogo para acertar en tus eventos esta primavera

Arranca la temporada de cómo vestir en bodas, bautizos y comuniones multiplicando los encuentros familiares.

Conforme aparece mayo en el calendario se oye el repicar de campanas y las invitaciones a eventos familiares se suceden sin retorno. Llegan las BBC, Bodas, bautizos y comuniones de los que lo más importante es salir airoso
.

como vestir en bodas, bautizos y comuniones

Las comuniones de mayo son el pistoletazo de salida para las celebraciones de todo el año y la auténtica prueba de fuego para los encuentros sociales y familiares que están por llegar. Si te encuentras entre los invitados he aquí unos cuantos consejos a tener en cuenta sobre cómo vestir en bodas, bautizos y comuniones:

1. Son encuentros mayoritariamente familiares. Sangre de tu sangre. Cuenta con que el primo pesado siempre se sentará a tu lado. Asúmelo cuanto antes y llévalo con deportividad. Cuenta hasta diez todas las veces que puedas en caso de disputa/pullas/críticas al resto de la familia.

2. Compra el periódico de la mañana y haz un somero repaso de los temas de actualidad. Deportes, el tiempo y las últimas novedades políticas, temas de conversación que llevamos preparados. Harán falta.

3. Padres, novios y niños son los protagonistas. Siempre. Tomar nota.

4. Ajustar la vestimenta al lugar de la celebración. Ni excederse – robando protagonismo, ver punto anterior – ni quedarse cortos. Colores claros y blancos para eventos de día y zonas ajardinadas.

5. ¡Atención Pamelas! Tan importante como elegir una a juego con el vestido es tener claro qué se hará con ella durante la celebración. Si estamos bajo techo habrá que depositarla en algún lugar al efecto.
6. Aplausos, lanzamiento de arroz y abrazos tras el evento en su justa medida. No excederse y hacer más que ningún otro invitado. Lanzar arroz a los ojos de los novios nunca es buena idea. Tampoco mantearlos hasta que toquen el techo (y mucho cuidado con el descenso).

7. Se puede ser desenfadado a la hora de comer; estas celebraciones admiten un punto de alegría y celebración. Pero cuidado con excederse a voz en grito con las críticas a las creaciones de los cocineros – por muy alocadas que éstas sean -porque, ojo, el menú y sus distintos pases han sido escogidos por los convocantes. Y puede que tomen los ataques al chef como propios.

8. Nunca está de más hacer un brindis – sea para toda la celebración, sea sólo para los integrantes de la mesa – en el que formular los mejores deseos para todos. Un minuto, no más, es el tiempo adecuado para quedar en la mente del resto de comensales. Cuidado con la velocidad en la ingesta de alcohol y las mezclas. Dosificar a lo largo del convite (es una carrera larga, no lo olvidemos).

9. Zapato plano o más cómodo, sí, pero cuando el baile haya entrado en un punto intermedio entre el comienzo y el final.
Los regalos se ajustarán a 3 criterios: la categoría del evento, lugar de celebración y proximidad afectiva con los convocantes. El ingreso bancario deja el regalo en una mera transacción pero nos libra de ir buscando a los novios/padres con un sobre en la mano a lo largo del convite. Las cifras las da el propio entorno.

10. Los regalos se ajustarán a 3 criterios: la categoría del evento, lugar de celebración y proximidad afectiva con los convocantes. El ingreso bancario deja el regalo en una mera transacción pero nos libra de ir buscando a los novios/padres con un sobre en la mano a lo largo del convite. Las cifras las da el propio entorno.