Cómo cambiar poco a poco hábitos hacia una vida más saludable

Tomar el timón de nuestra vida y ser capaces de cambiar hábitos que nos perjudican por otros más saludables es un objetivo bastante habitual. Sin embargo, con frecuencia nos desanimamos y volvemos al punto de partida. Desde Funeraria Albacete sabemos que la fuerza de voluntad no funciona a largo plazo y es mejor que te marques pequeños objetivos que conduzcan a esa meta final.

Claves para una vida saludable

Aunque existen muchos ámbitos desde los que se puede afrontar un cambio para conseguir una vida sana, cualquier médico te va a recomendar estos dos aspectos: alimentación saludable y ejercicio. Por ello, vamos a ver cómo puedes acercarte a esa meta final de cambiar tu vida a través de estos dos puntos.

Alimentación saludable

Existen muchas pequeñas acciones que pueden contribuir a mejorar tu alimentación:

– Aumentar el consumo de frutas y verduras en nuestra dieta. No es necesario que te fuerces a consumir aquellas que detestas, sino aumentar el consumo de aquellas que sí te gustan.

– Hacer la compra con una lista. Prepárala con antelación y no te salgas de ella. Así evitarás comprar antojos y te asegurarás de incluir frutas y verduras.

– Aprender a cocinar y encontrar tiempo para hacerlo. Ayudará a depender menos de los productos precocinados que no son nada saludables. También es importante no saltarse ninguna comida y que estas sean saludables y equilibradas.

Practica ejercicio regularmente

Por otro lado, encontramos el sedentarismo como enemigo de nuestra salud. Acudir varias horas al gimnasio varios días a la semana sería una meta difícil de conseguir o de mantener en el tiempo. Por ello, es mejor empezar con objetivos que estén a nuestro alcance y nos motiven para seguir avanzando:

– Elige las escaleras en lugar del ascensor, opta por ir andando o en bicicleta para destinos cercanos, o sal a pasear al menos 30 minutos por las mañanas o al final de la tarde. Pequeños cambios así tienen un gran impacto en la salud si se mantienen en el tiempo.

– Empieza en casa con rutinas de ejercicios. En internet puedes encontrar mucho contenido de forma gratuita. Realizar aerobic con música que te guste, sentadillas, abdominales, y otros ejercicios de fuerza vienen bien para tonificar el cuerpo si llevas mucho tiempo sin hacer ejercicio.

– Ten un control del tiempo que dedicas semanalmente y auméntalo poco a poco cada semana. Apuntarlo en un calendario o cualquier lugar visible nos ayuda como refuerzo visual a sentirnos más motivados por nuestros logros.

Quizá te sorprenda lo fácil que es realizar estos consejos, y de eso se trata. De nada sirve marcarse metas imposibles y cambiar hábitos que a corto plazo se abandonan rápidamente. Una vez que estas pautas se hayan convertido en parte de tu día a día es el momento de buscar otras y seguir avanzando hacia una vida sana. ¡Comienza hoy mismo!