¡Alerta! ¡Invadimos nuestras casas!

Ya no hace falta coger el Delorian, las casas del futuro están aquí. Y pensarán millones de veces más rápido que tú

Estrenada en 1989, en la segunda parte de la Trilogía de Regreso al Futuro Marty McFly y Doc Emmett Brown viajan hacia el año 2015. En el imaginario colectivo – especialmente en el infantojuvenil – aquella historia de Robert Zemeckis instaló los monopatines aerodeslizadores, los coches voladores, la ropa plastificada y una gigantesca pantalla de televisión multipantalla que atendía a órdenes por voz como símbolos de un futuro no tan lejano que alcanzaríamos a ver. Y cotejar. Afortunadamente coches y patines siguieron pegados a la tierra y el cielo quedó reservado para aviones y pájaros (y drones, sí, pero eso ya sería otra historia).

Esta semana Apple, celebraba su conferencia mundial de desarrolladores (WWDC) y entre las renovadas novedades de artículos ya sobradamente implantados en el mercado los de Cupertino presentaban su nuevo Home Pod, inicialmente un altavoz – con 6 micrófonos – al que pedir canciones por medio de la voz. Inicialmente. Porque lo cierto es que el Home Pod no es sino la apuesta de Apple por tomar el hogar. ¿Tomar? Si ya están en casa por medio de Iphones y Ipads e Imacs, con todas las derivaciones de tamaño posibles. Tomar, porque el asistente permite controlar los aparatos compatibles del hogar, subir y bajar las luces, recordatorios, resultados de partidos. Y eso sólo es el principio. Las principales compañías tecnológicas del mundo buscan tomar nuestros hogares con unos asistentes que nos ayuden a controlar la casa y sean capaces de optimizar nuestro consumo de energía, alimentos, etc. Asistentes que paulatinamente irán incorporando mayores capacidades y dosis de inteligencia artificial.

La Armada silenciosa de nuestro hogar

Será un ejército callado, silencioso, que no pedirá rancho ni paga a final de mes (aunque quién sabe) y nos permitirán acceder a todo tipo de información y archivos de la red sólo con nuestra voz, que atenderán nuestros deseos para con cualquier elemento del hogar y al que podemos encargar la compra semanal de alimentos, la comida para llevar o las adquisiciones on line. También podrán recibir información de nuestros electrodomésticos y contactar al servicio técnico oficial para consultar la necesidad de una reparación o las dudas que podamos tener en cuanto a alguno de sus programas. O llevar nuestra agenda diaria y cruzarla con la previsión meteorológica para señalarnos la ropa más adecuada al comienzo de la jornada. Sirvientes o criados a tiempo completos que posicionarán a la marca propietaria en una posición predominante puesto que nos sugerirán aparatos complementarios, más sensores o millares de aplicaciones para servicios específicos que nos serán, no nos quepa duda, de gran utilidad.

La casa del futuro estará regida por unos capataces digitales a los que deberemos gran parte de nuestro bienestar ¿Pensarán por sí mismos? Es cuestión sólo de tiempo, el tiempo de hacernos a la idea. Había otra película con un tipo llamado Hal9000 que… pero eso, afortunadamente, es otra historia.