Acciones ecológicas para implantar en tu día a día

El compromiso ecológico está cada vez más consolidado. Ahora bien, una cosa es estar sensibilizado con la protección medioambiental y otra saber qué hacer para ayudar al planeta. En este artículo queremos mostrarte algunas buenas prácticas medioambientales y acciones ecológicas que puedes adoptar en casa para cuidar el entorno cada

Hábitos para llevar una vida ecológica

Los individuos, y las familias, somos capaces de transformar el mundo. En el ámbito ecológico somos imprescindibles para impulsar un desarrollo sostenible y una protección medioambiental eficaz. La clave estriba en adoptar algunos gestos y prácticas que pueden cambiar el mundo.

Aprovecha el agua

Somos unos privilegiados: disfrutamos de agua corriente, un bien escaso en muchos lugares del mundo. Ahora bien, debemos emplearla con responsabilidad. Por ejemplo, cierra la ducha mientras te enjabonas o recoge en un cubo el agua usada para cocinar y riega con ella las plantas. ¡Combate el despilfarro diario de muchos litros!

Gestiona tus residuos

Generar basura, cada día, es inevitable. Pero podemos hacer mucho para racionalizar su generación… y su posterior aprovechamiento. Así, debes evitar comprar cosas que no son necesarias, plantéate si puedes reaprovechar cada desperdicio antes de tirarlo y, sobre todo, impulsa el reciclaje dejando cada tipo de basura en su contenedor. Es decir: reduce, reutiliza y recicla como prácticas fundamentales de ecología del día a día.

Administra tus luces

En primer lugar, equipa tus luminarias con bombillas de bajo consumo y no las dejes encendidas innecesariamente. En el caso de los fluorescentes de cocina, sin embargo, recuerda que consumen más cada vez que se encienden: si vas a regresar en unos minutos, mejor no los apagues.

Utiliza bolsas de tela

El plástico es uno de los grandes enemigos del planeta. Debemos reducir su uso todo lo posible, eligiendo envases elaborados con otros materiales, evitando comprar productos de este tipo de uso único (como los vasos desechables) y, sobre todo, sustituyendo las bolsas de plástico por otras de tela.

Mira las etiquetas

En la medida de lo posible, elige solo aquellos productos eco-friendly con procesos productivos y componentes positivos para el medioambiente. Un ejemplo claro son los productos de limpieza: ¿los compras ecológicos? Solo así contribuirás a reducir el impacto ambiental y la contaminación del aire. Recuerda que muchos de los productos no ecológicos incluyen químicos agresivos, contaminantes y dañinos para los seres vivos.

Definitivamente, debes seguir formándote en el tema: existen muchas acciones ecológicas que no te resultará difícil incorporar a tu vida y son importantísimas. Racionalizar la temperatura de uso de tu climatización, no dejar los aparatos enchufados o en stand by, recoger el aceite usado para el reciclado y decantarte por los ataúdes ecológicos, si acudes a una funeraria 24 horas en Albacete, son algunos de ellos. Si estás concienciado, tu actividad es importante. Juntos ayudaremos al planeta.